Via de la Plata

La vía de la plata es el camino más importante de la península ibérica desde el sur. Con más de 700 kilómetros a recorrer antes de llegar a Astorga y unirse con el Camino Francés. En total se recorren 960 kilómetros en 38 etapas desde Sevilla hasta Santiago de Compostela.

Se trata de un camino duro por sus altas temperaturas, por lo que se aconseja no realizar esta ruta desde junio a septiembre, ya que las temperaturas pueden llegar a 45º.

Orígenes

Esta ruta fue usada por comerciantes y viajeros desde la antigüedad, primero fue utilizada por mozárabes y después por cristianos que la prolongaron de forma artificial hasta Sevilla por la antigua ruta usada para comunicar Andalucía con el norte de la península.

Es una ruta llena de riqueza cultural y arquitectónica, encontrando multitud de restos de las antiguas calzadas romanas, además de sus puentes e iglesias que todavía se conservan. Por algo más de 4.000 peregrinos realizan esta ruta al año.

Se desconoce de dónde viene exactamente el nombre “Ruta de la plata”, pero se cree que el término de “plata” proviene de la palabra árabe “balata”, que significa camino de piedra.

Características del camino de la Vía de la Plata

El sendero de vía de la plata tiene varias características como:

  • Las grandes distancias que hay entre las diferentes poblaciones, para ello debes de tener una buena preparación física y mental.
  • Las temperaturas extremas que hacen en la época de verano, por lo que hay que ir bien equipado con agua y recursos para resistir la peregrinación entre una población y otra.
  • Los mejores meses para recorrerlo son marzo, abril, mayo y octubre.
  • En invierno este camino no es muy visitado, esto puede ser ideal si quieres emprender este viaje en solitario.
  • La señalización de este camino en líneas generales es buena, por lo que no es nada complicado seguirla y así evitar perderse.
  • Finalmente, este camino es bastante llevadero en bicicleta, ya que no posee tantos desniveles como otros, por lo que puede ser una experiencia completamente fantástica.    

Lugares de interés

Si decides hacer este camino no olvides visitar estos lugares:

  • Plaza de España Sevilla: construida en 1929 como homenaje a la Historia y Cultura de España.
  • Teatro Mérida: restos del teatro romano de la antigua Hispania.
  • Catedral de Cáceres: construida en el siglo XV de estilo mudéjar.
  • Universidad de Salamanca: construida en el siglo XV, forma parte de la ciudad universitaria más antigua de España.

Etapas Vía de la Plata

Esta ruta está muy bien señalizada con flechas amarillas y verdes en losas romanas. Comenzamos el camino en Sevilla donde te invitamos a que antes de comenzar hagas un poco de turismo para visitar sus numerosos monumentos como son la Giralda, la Torre de Oro, la Catedral de Santa María…Después de esto, comienza nuestro largo trayecto:

Etapa 1: Sevilla – Guillena (22,8 km)

Salimos de Sevilla atravesando el barrio de Triana. Etapa fácil gracias a sus llanos, el único inconveniente que podemos encontrar sería el sol si lo hacemos durante el verano, ya que es abrasante en esta zona. En el kilómetro 11 tras atravesar la ciudad de Santiponce podrás ver las ruinas de la ciudad romana Itálica del año 206 a.C.

Etapa 2: Guillena – Castilblanco de los Arroyos (18,2)

Nos adentramos en el norte de Sevilla, tras pasar los olivares llegamos al bosque mediterráneo lleno de encinas y jaras. Recuerda ir bien aprovisionado ya que aunque esta etapa es corta, no tiene establecimientos donde descansar.

Etapa 3: Castilblanco de los Arroyos – Almadén de la Plata (28,8 km)

El comienzo de esta etapa se puede hacer algo monótono ya que transcurre por asfalto, pero a medida que avanzamos por la dehesa para finalizar la etapa encontraremos algunos ascensos y descensos. En este trayecto tampoco hay establecimientos en los que descansar y el alberque para descansar se encuentra al otro lado del pueblo de Almadén de la Plata.

Etapa 4: Almadén de la Plata – Monesterio (34,4 km)

Puede resultar una larga etapa, pero se puede dividir como hacen muchos peregrinos, pasando la noche en Real de la Jara. El final de la etapa acaba ya en territorio extremeño.

Etapa 5: Monesterio – Fuente de Cantos (21,2 km)

Nos adentramos en llanuras de cultivos que implican un suave descenso en nuestro trayecto con algún pequeño desnivel. Tampoco encontraremos servicios de restauración, así que aprovecha y disfruta de la naturaleza.

Etapa 6: Fuente de Cantos – Zafra (24,6 km)

Seguimos atravesando llanos sin presentar mucha dificultad y ya si encontrarás establecimientos donde descansar y comprar lo que necesites a tu paso por los pueblos. Al llegar a Zafra, si tienes tiempo aprovecha para visitar el Alcázar de los Duques de Feria del siglo XV.

Etapa 7: Zafra – Villafranca de los Barros (19,2 km)

Actualmente se hace esta etapa corta, pero no recomendamos hacer esta etapa más larga por la escasez de albergues. Ya que cerró el albergue donde se descansaba en Almendralejo, siendo casi 40 km de recorrido.

Etapa 8: Villafranca de los Barros – Torremejía (27,7 km)

Es una etapa larga, pero sin demasiada dificultad gracias los llanos que forman el recorrido. Recuerda provisionarte bien ya que aquí tampoco encontrarás establecimientos.

Etapa 9: Torremejía – Mérida (16 km)

Pasamos por el puente romano del Guadiana y llegamos a Mérida, la capital extremeña. Esta etapa también transcurre por llanos y tampoco encontramos servicios donde descansar en el trayecto.

Etapa 10: Mérida – Alcuéscar (36,4 km)

Tras salir de Mérida nos encontramos con la antigua calzada romana conocida como Vía de la Plata. La mayor dificultad de esta etapa son los kilómetros a recorrer, ya que no hay grandes desniveles y el trayecto transcurre por caminos de tierra por los bosques mediterráneos.

Etapa 11: Alcuéscar – Cáceres (38,2)

También se trata de una larga etapa que puedes dividir pasando la noche en Valdesalor si se te hace pesada. Al llegar a Cáceres encontrarás todos los servicios que necesites.

Etapa 12: Cáceres – Cañaveral (33,2 km)

Comenzamos otra larga etapa con pocos desniveles siguiendo el ritmo de las anteriores etapas. Deberemos tomar un desvío en el kilómetro 30 por la fuente de San Benito y seguir las flechas amarillas para llegar a Cañaveral y su albergue.

Etapa 13: Cañaveral – Galisteo (28 km)

Etapa de nivel medio que transcurre por terreno montañoso. Podremos descansar en Grimaldo y conseguir provisiones si nos hace falta. Al llegar a Galisteo, podemos visitar varios lugares como son la Muralla Almohade del siglo XII y la Torre de la Picota del alcázar árabe.

Etapa 14: Galisteo – Cáparra (29,5 km)

Este trayecto de divide en dos en el kilómetro 11 y se volverán a juntar en el kilómetro 16, lo que tienes que decidir si tomar el camino rápido siguiendo las flechas amarillas o el camino que nos lleva por la antigua calzada romana siguiendo el cubo de granito H1 marcado en amarillo. Antes de llegar a Cáparra nos topamos con el icónico Arco Romano solitario entre la belleza de la naturaleza.

Etapa 15: Cáparra – Baños de Montemayor (28,5 km)

Ya encontramos algo de más dificultad en el terreno tanto por su relieve uniforme como por la escasa señalización. Además, en el kilómetro 12,5 debemos saltar una cerca y atravesar una finca para poder seguir el camino. En el kilómetro 19 nos encontramos con Aldeanueva del Camino donde comprar lo que necesites o sacar dinero, ya que a partir de aquí hasta Salamanca no encontrarás cajeros automáticos.

Etapa 16: Baños de Montemayor – Fuenterroble de Salvatierra (32,9)

Empezamos con los tramos de subida y la dificultad, pero lo bueno es que encontrarás muchas localidades donde descansar y comer. En el kilómetro 13 llegamos al último pueblo de Extremadura antes de cruzar a Castilla y león.

Etapa 17: Fuenterroble de Salvatierra – San Pedro de Rozados (28,6 km)

Se trata de una etapa larga en la que no encontraremos localidades donde descansar y comprar agua o comida, por lo que necesitas aprovisionarte bien antes de salir. En el kilómetro 10 comienza la subida al Pico de la Dueña con una altitud de 1.169. La bajada será un largo tramo y monótono antes de llegar al final de la etapa.

Etapa 18: San Pedro De Rozados – Salamanca (23 km)

Cruzaremos bosques y dehesas durante varios kilómetros antes de llegar a unas zonas de menos vegetación donde no encontraremos sombras para escapar del sol. A lo lejos divisaremos la ciudad universitaria de Salamanca en la que debemos hacer parada para visitar la universidad más antigua de España, el Puente Romano, la Catedral Vieja, la Biblioteca Pública Casa de las Conchas, la Catedral Nueva y la Plaza Mayor.

Etapa 19: Salamanca – El Cubo del Vino (36 km)

Nos encontramos con dos largas etapas antes de llegar a Zamora, la primera sin demasiada dificultad transcurre por caminos de tierra con suaves desniveles.

Etapa 20: El Cubo del Vino – Zamora (31,8)

La segunda etapa que llega a Zamora, por caminos de tierra rodeados de viñedos y campos de cereales. En los meses de calor hay que tener precaución ya que en estas dos últimas etapas estamos totalmente expuestos al sol.

Antes de llegar a Zamora bordeamos el río Duero y tras llegar a la ciudad debemos hacer una pausa y visitar la Catedral de Zamora y su casco antiguo lleno de monumentos e iglesias estilo romano.

Etapa 21: Zamora – Montamarta (18,6 km)

Etapa corta y sencilla que transcurre por caminos de tierra llanos rodeados de campos de cereales. Encontramos solo una localidad en medio del trayecto, Roales del Pan en el kilómetro 7.

Etapa 22: Montamarta –  Granja de Moruela (22,9 km)

Seguimos con un recorrido en llano sin desniveles a través de campos de cultivo y calzadas rurales. Por desgracia, las obras de la A-66 han afectado el paisaje.

Al llegar a la granja de Moreruela podemos elegir entre dos caminos; podemos seguir el camino de Vía de la Plata o seguir hacia Astorga, enlazando con el Camino Francés en Asturias o en Sanabria y Ourense.

Etapa 23: Granja de Moreruela – Benavente (27,2 km)

Etapa llana por caminos de tierra con varias localidades intermedias con servicios. No olvides visitar la iglesia de Santa María de Azogue.

Etapa 24: Benavente – Alija del Infantado (21,9 km)

Al salir del albergue de Benavente no hay señalización, así que seguiremos la carretera de la estación y giraremos dos veces a la izquierda para llegar a nuestra ruta de nuevo. Seguiremos el trayecto por asfalto y nos despediremos de Zamora para llegar a la provincia de León.

Etapa 25: Alija del Infantado – La Bañeza (22,1 km)

Otra etapa corta que transcurre por llanos que no presenta una gran dificultad.

Etapa 26: La Bañeza – Astorga (24,5 km)

Con suaves desniveles que no presentan dificultad, por lo que puedes ir relajado y visitar el Palacio Episcopal y la Catedral de Santa María en Astorga.

A partir de aquí enlazamos con el Camino Francés, por tanto, la etapa 26 será la última de la Vía de la Plata después de más de 700 kilómetros recorridos. En el Camino Francés nos juntaremos con muchos más peregrinos para llegar a Compostela, tras dejar atrás Andalucía, Extremadura y Castilla y León.