Año Jacobeo

Año Jacobeo

El año Jacobeo o año Santo Jacobeo es una festividad donde se le rinde homenaje a Santiago Apóstol. Esto se cumple cuando 25 de Julio (su día) cae en domingo y sucede 14 veces cada siglo ya que debe darse con una cadencia de 6, 5, 6 y 11 años.

Ahora, la pregunta es ¿Por qué se considera tan importante esta fecha?. Precisamente es muy significativa para el Papa que perdona todos los pecados a esos fieles que cumplan con el camino de Santiago y que van para recibir el sacramento de confesión en el lugar, atendidos personalmente por el papa en su mayoría.

¿Que simboliza el año jacobeo?

Es un símbolo prácticamente de absolución divina por parte de la palabra de Dios, que es expresada en una misa a la que deben asistir los caminantes, en búsqueda de limpiar su alma y conseguir alivio ante todas sus penas. La larga caminata funciona como un sacrificio u ofrenda a Dios, entrando como a una vida nueva y donde el pecado debe ser cosa del pasado, simbolizada por todas las celebraciones que se cumplen durante todo ese año, que deben comenzar el 31 de diciembre del año anterior con la apertura de la puerta Santa en el templo donde están los restos de Santiago Apóstol.

¿Que significa para el catolicismo la puerta Santa?

Cómo mencionábamos, la puerta se abre el 31 de diciembre, donde el obispo debe golpear 3 veces con un martillo de plata esa puerta, simbolizando la dureza del camino por el que debe transitar el hombre, para posteriormente pedir permiso al apóstol de entrar al lugar y derribar el muro, hasta que la puerta sea cerrada el ultimo día del año jacobeo.

La puerta por la que se atraviesa se traduce como el final de una peregrinación larga y dolorosa, saliendo sin pecados y una vida de redención, junto con una fe mucho más fuerte.

¿Que se necesita para recibir el perdón?

Durante todo el año jacobeo se hacen ceremonias de perdón, pero el día de Santiago el Apóstol se debe cumplir con estos requisitos:

  • Haber llegado hasta el templo principal, aunque no hayas ido caminando (es una ofrenda voluntaria) el 25 de Julio en el año jacobeo.
  • Entrar por la puerta santa y entrar directamente a la misa que se celebra ese día, justo al mediodía.
  • Rezar una oración, confesar los pescados y comulgar, en búsqueda del perdón de la persona o de algún difunto.