Camino del Norte

El Camino de Santiago del Norte es sin dudas uno de los caminos más recomendados para quienes quieran hacerlo por primera vez. La mayoría de los peregrinos lo hace a pie y si hay algo que caracteriza a este camino frente al resto son sus espectaculares vistas las cuales nos acompañarán durante todo el recorrido.

Hemos querido dejarte la información más útil para que puedas disfrutar cada uno de los pasos por el camino del norte y que éste te lleve a tu yo interior.

Como en el resto de camino en un viaje de este tipo necesitas tener la indumentaria adecuada y el equipo necesario para facilitar tu experiencia, de igual forma, debes tener una preparación mental y física para el esfuerzo que amerita este peregrinaje ya que realizarlo sin esas preparaciones previas, puede hacer que no disfrutes plenamente del Camino de Santiago del Norte.

Rutas y etapas en el Camino de Santiago del Norte

El Camino de Santiago del Norte no tiene un único camino o una sola forma de llegar a la meta, la que es llamada la tierra del Final del Mundo, ubicada en Santiago.

El Camino del Norte es el segundo camino más largo con 820 km y 34 etapas, saliendo desde Irún bordeando por la costa hasta llegar finalmente a Santiago de Compostela.

Etapa 1: Irún – San Sebastián (27,5 km)

Salimos de Irún, ascendemos por el monte Ulía y descendemos para llegar a San Sebastián.

Etapa 2: San Sebastián – Zarautz (20,5 km)

Comenzamos la etapa por el paseo de la concha y disfruta de las vistas al océano Cantábrico. Zarautz, el pueblo de surferos, tiene monumentos para visitar como el templo gótico de Santa María la Real y los yacimientos arqueológicos.

Etapa 3: Zarautz – Deba (22 km)

Etapa con varios desniveles intensos pero cortos que nos pondrán a prueba. La mayor parte del camino transcurre por asfalto.

Etapa 4: Deba – Markina (24,5 km)

Es un trayecto duro de montaña, pero con unas vistas maravillosas de las que disfrutar. Además, será algo solitario por la escasez de establecimientos para los peregrinos.

Etapa 5: Markina – Gernika (25 km)

Seguimos con los tramos de montaña alternando con carreteras, lejos del mar. Estos senderos se convierten fácilmente en barrizales con la lluvia. Después de una etapa de dificultad media llegamos a Gernika, la ciudad conocida por el cuadro de Picasso en el que plasmo el bombardeo que sufrieron en 1937 por los alemanes.

Etapa 6: Gernika – Lezama (21 km)

Seguimos el trayecto lejos del mar por senderos de montaña con varios desniveles. Un detalle a tener en cuenta en esta etapa es que los albergues de Lezama solo abren en temporadas altas de peregrinación.

Etapa 7: Lezama – Bilbao (11 km)

Esta etapa es corta, pero se puede alargar hasta Portugalete, aunque te recomendamos que la hagas corta y aproveches para disfrutar de las cosas que tiene para ver Bilbao como: el museo de Guggenheim, la Basílica de Nuestra Señora de Begoña, la Catedral de Bilbao y Las Siete Calles en el casco viejo.

Etapa 8: Bilbao – Portugalete (19,5 km)

Esta etapa tiene dos caminos para llegar al destino: el camino tradicional que tiene varios desniveles a superar y es más largo y el moderno, que pasa por varios pueblos y tan solo tiene 12,5 km.

Etapa 9: Portugalete – Castro Urdiales (34,5 km)

Caminamos por La Arena, una delas playas más populares del norte. Seguimos por tramos verdes hasta llegar a la comunidad cantábrica. Aunque hay dos caminos para llegar al destino te aconsejamos que sigas el camino oficial ya que el alternativo transcurre por carreteras que pueden ser peligrosas.

Etapa 10: Castro Urdiales – Laredo (33 km)

En esta etapa nos encontramos de todo: playas, acantilados, bosques, valles…Con suaves desniveles. Volvemos a encontrarnos con dos caminos para llegar al final de etapa, el camino oficial que pasa por Rioseco y el alternativo 3,5 km más corto.

Etapa 11: Laredo – Güemes (29 km)

Esta etapa en invierno se realiza por Colindres ya que el servicio de barcas desde Laredo hasta Santoña no funciona. Así que si hacemos el camino por Colindres pasaremos por las playas de Berria y Noja.

Etapa 12: Güemes – Santander (15,5 km)

Etapa corta en llano por la costa disfrutando de las vistas de los acantilados y el mar.

Etapa 13: Santander – Santillana del Mar (37 km)

Es una etapa larga que transcurre por asfalto en su mayoría, con desniveles de nivel medio. Al llegar a Santillana del Mar aprovecha para ver los monumentos que alberga esta ciudad.

Etapa 14: Santillana del Mar – Comillas (22 km)

Continuamos con una etapa tranquila lejos de la costa por carreteras. Al llegar a Comillas visita El Capricho de Gaudí y la Universidad Pontificia.

Etapa 15: Comillas – Colombres (2 km)

Transcurre por camino rural con varios ascensos y descensos ya que nos acercamos a las montañas asturianas. Hay pocos lugares donde descansar y comprar provisiones por lo que debes salir preparado.

Etapa 16: Colombres – Llanes (23 km)

Esta etapa es fácil y cómoda por lo que puedes aprovechar para disfrutar del paisaje. Al final de etapa llegas a Llanes, una ciudad medieval que no tiene desperdicio visitar tanto su casco antiguo como la costa y el faro.

Etapa 17: Llanes – Ribadesellas (31,5 km)

Etapa larga y de nivel de dificultad medio con varios desniveles a superar. Transcurre por zona rural y costera que no está invadida por el turismo. Podemos ver la desembocadura del río Sella al llegar a Ribadesellas, una ciudad que fue ballenera y sigue siendo marinera, donde puedes disfrutar de murales que cuentan la historia del pueblo y su casco antiguo.

Etapa 18: Ribadesellas – Sebrayo (31,5 km)

Transcurre por camino rural y montañoso y otra parte por zona costera. Sebrayo es una pequeña aldea de pocos habitantes en el que apenas hay servicios para los peregrinos.

Etapa 19: Sebrayo – Gijón (36 km)

La etapa más larga y dura del camino, ya que consta de grandes ascensos de montaña. En Gijón aprovecha para ver el jardín botánico Atlántico, el Acuario, el mirador de la torre o sus universidades.

Etapa 20: Gijón – Avilés (25 km)

Etapa cómoda y sencilla de realizar, que enlaza estas dos grandes ciudades que destacan en la industria siderúrgica asturiana.

Etapa 21: Avilés – Muros de Nalón (22,5 km)

Etapa que transcurre mayormente por asfalto con varios desniveles por el interior.

Etapa 22: Muros de Nalón – Soto de Luiña (16 km)

Seguimos caminando por el interior, con frecuentes desniveles. En Soto de Luiña podemos ver la iglesia de Santa María y la Casa Rectoral.

Etapa 23: Soto de Luiña – Cadavedo (23 km)

Etapa dura por montaña con muchos desniveles y pocos servicios para lo peregrinos. En Cadavedo podemos visitar la torre defensiva de la Baja Edad Media.

Etapa 24: Cadavedo – Luarca (16 km)

Etapa corta y sencilla donde podemos recuperar el aliento y disfrutar del paisaje. En Luarca aprovecha para ver el Museo del Calamar, el planetario y sus famosos Jardines del Chano.

Etapa 25: Luarca – Caridad (29,5 km)

Trayecto con suaves desniveles lejos de la costa. Consta de todos los servicios que necesiten los peregrinos a lo largo de nuestro paso por las diferentes localidades que nos encontramos.

Etapa 26: Caridad – Ribadeo (22 km)

Etapa corta por caminos llanos y con pocos servicios para los caminantes. Visita el Castillo de San Damián y la Torre dos Morenos en la ciudad de Ribadeo.

Etapa 27: Ribadeo – Lourenzá (30 km)

Comenzamos a alejarnos de la costa y adentrarnos más en el interior camino de Santiago de Compostela. Aquí nos encontramos con zonas más ruarles y ganaderas con suaves subidas y bajadas.

Etapa 28: Lourenzá – Gontán (23 km)

Etapa de nivel medio por sus varios desniveles, pero puedes encontrar diversos establecimientos para los peregrinos.

Etapa 29: Gontán – Vilalba (24 km)

Trayecto cómodo que podemos aprovechar para disfrutar del paisaje, apenas hay pequeñas subidas y bajadas alternando caminos de tierra y asfalto.

Etapa 30: Vilalba – Baamonde (18 km)

Etapa similar a la anterior, corta y con suaves desniveles. Con distintos establecimientos para servir a los peregrinos.

Etapa 31: Baamonde – Sobrado dos Monxes (37 km)

Una etapa larga que alterna el camino rural con el asfalto, sin desniveles pronunciados. Se puede dividir en dos si se nos hace muy pesada ya que hay varios albergues a mitad de camino donde pasar la noche.

Etapa 32: Sobrado – Arzúa (19 km)

Esta es la última etapa del Camino del Norte, ya que de aquí enganchamos con el Camino Francés. Se trata de una etapa sencilla y corta sin dificultad grande.

Etapa 33: Arzúa – Pedrouzo (19 km)

Avanzamos por caminos de bosque pasando varias pequeñas aldeas. Encontrarás de todos los servicios que necesites a lo largo del trayecto.

Etapa 34: Pedrouza – Santiago de Compostela (20 km)

En esta etapa ya podemos saborear nuestra llegada a Santiago. Nos encontramos con algunas pendientes que superar antes de llegar a la ciudad compostelana además de una zona urbana que ha empeorado el paisaje. Si necesitas descansar junto antes de entrar a la plaza de Santiago, encontrarás distintos establecimientos donde descansar, comer y beber algo para recuperar el aliento.

Y por fin llegamos a nuestro destino tan deseado, después de días de sufrimiento, cansancio, ganas de tirar la toalla, momentos de conflicto interno…Descansa y siéntete orgullos@ de tu llegada!

Camino de Santiago del Norte, una visita que no puede faltar

Este famoso peregrinaje es hecho por muchas personas a diario, de manera que siempre, todos los días, llegan visitantes a Santiago de Compostela, lo que es prueba de que es una experiencia fantástica.

Es por ello que este viaje puede ser hecho en cualquier época del año, y por diferentes razones, lo principal es tener la motivación y las ganas de vivir una aventura completamente diferente a la que se podría vivir en algún otro sitio. Las estaciones más recomendadas por la climatología son primavera, verano u otoño aunque se pude realizar durante todo el año.

Entre los caminos o vías más famosas transitadas además del Camino del Norte está el Camino Portugués, el Camino Primitivo, Vía de la Plata, Camino Inglés, entre otros, cada uno con sus particularidades y una hermosa experiencia que ofrecer.

El Camino de Santiago del Norte no es solamente un camino, es historia, es aventura, es un sinfín de personas que han formado parte de ese peregrinaje y miles más que seguirán formando parte del mismo, año tras año, por lo que es el momento de que tú también formes parte de esta grandiosa aventura.

Historia

Junto con el camino primitivo, es uno de los trayectos con más historia. Ya que era una de las vías utilizadas en muchos casos por los reyes de los países europeos para visitar la tumba del apóstol.

En el siglo XII, este camino perdió popularidad porque la monarquía comenzó a potenciar el Camino Francés. Aun así, no se perdió gracias a que muchos peregrinos que llegaban a las costas vascas y cantábricas siguieron haciendo este camino pasando a conocerse también como el Camino de la Costa.

Gracias a Peregrinos importantes como San Francisco de Asís, se posiciono el camino en el lugar de popularidad que ahora ocupa. Durante el peregrinaje de Francisco de Asís se cuenta que fundó numerosos templos franciscanos que más tarde servirían como asentamientos templarios y hospitales para peregrinos.

¿Por qué elegir el Camino del Norte?

Si estas indeciso de que camino realizar, te dejamos algunas de las características del Camino de Santiago del Norte para que te ayuden a decidirte por él:

  • Consta de una buena señalización.
  • Se caracteriza por tener un ambiente tranquilo en sus pueblos y durante el trayecto.
  • Se trata del camino que muestra la mayor belleza paisajística tanto por su naturaleza como sus característicos pueblos costeros y marineros.
  • La fantástica gastronomía que nos ofrece la costa es algo que hay que probar sí o sí.
  • Es el segundo trayecto más largo, por lo que la llegada a Santiago es sinónimo de triunfo y satisfacción personal.

Lugares de interés

Estos son algunos de los lugares que debes visitar si realizas el Camino de Santiago del Norte:

Guggenheim de Bilbao: museo de arte Contemporáneo del arquitecto Frank Ghery construido en 1997.

El Capricho de Gaudí: palacete del arquitecto Gaudí que representa fielmente su característico estilo combinando colores, formas y materiales.

Iglesia Mayor de San Pedro de Gijón: construida en el siglo XX, de estilo románico para sustituir las ruinas de un templo gótico.

Sobrado dos Monxes: monasterio construido en el siglo X, forma parte de la historia de Galicia por toda la vida cultural que se llevó a cabo en él.

Haz este camino sólo o acompañado, en ambos casos conocerás gente nueva. Puedes caminarlo en compañía de un buen grupo de amigos que tengan las mismas aficiones, o también puede ser realizado en compañía de tu perro. De esta forma, tanto tú, como tu mascota disfrutarán de una experiencia sin precedentes que fortalecerá sus lazos de cariño mutuo.