Camino Frances

El Camino de Santiago Francés es uno de los caminos más demandados especialmente por los que hacen la peregrinación por primera vez. El camino completo es una senda que une Saint Jean de Pied de Port con la ciudad de Santiago de Compostela.

Es un largo trayecto de 775 Kilómetros dividido en un total de 32 etapas. Se puede hacer desde el primer punto o hacer diferentes tramos, dependiendo del tiempo del que se disponga.

Muchos peregrinos previeren comenzar el Camino Francés desde Roncesvalles, la segunda etapa, dado que comienzan desde territorio español y se evita traspaso de país entre Francia y España. Para acceder a esta ruta desde Europa, los peregrinos tienen inevitablemente que pasar por Francia. De los 4 caminos europeos más populares tres de ellos se unen con el camino francés: el camino de Tours, camino de Vezelay y Camino de la Puy.

Dada su dificultad, longitud, variedad de paisajes y significado místico como decimos es el más popular de los distintos caminos que hay y por lo tanto es el más transitado.

Etapas

Este camino consta de 32 etapas, aunque puedes variar el destino final de cada etapa o si te encuentras en buena forma puedes juntar etapas y reducirlas.

Etapa 1: Saint Jean Pied de Port – Roncesvalles (24,2 km)

Conforma la frontera entre Francia y España y se ha convertido en el preferido para comenzar el camino. Una etapa de inicio que se hace dura por su desnivel de 1.250 metros. En invierno no se aconseja ya que encontrarás nieve y hay que estar muy bien preparado para ello. Existe la ruta de Valcarlos para esta estación con 22,9 Km de recorrido.

Etapa 2: Roncesvalles – Zubiri (21,4 km)

Nos encontramos con llanuras y tramos de bosque con Burguete en medio, donde podrás parar a comer.

Etapa 3: Zubiri – Pamplona (20,4 km)

En esta etapa nos encontramos varios puentes para cruzar el río Arga que nos llevan hasta Pamplona.

Etapa 4: Pamplona – Puente la Reina (24 km)

En esta etapa comenzamos entre campos de cereal y subimos hasta el Alto de Perdón, tras la bajada nos unimos con los peregrinos que vienen desde Somport.

Etapa 5: Puente la Reina – Estella (21,6 km)

Nos encontramos con pueblos medievales entre cultivos de cereal y viñedos. Una etapa bonita y para disfrutar.

Etapa 6: Estella – Los Arcos (21,8 km)

En el Monasterio de Irache nos encontramos con la fuente de vino para que el peregrino que en invierno viene bien para entrar en calor. Y seguimos el camino entre viñedos y olivares.

Etapa 7: Los Arcos – Logroño (27,5 km)

Una larga etapa donde nos encontramos caminando entre barrancos antes de llegar al pueblo de Viana, que merece la pena pararse a visitar y aprovechar para coger fuerzas y llegar hasta Logroño.

Etapa 8: Logroño – Nájera (29 km)

Esta etapa la comenzamos entre viviendas y zonas industriales hasta llegar otra vez a los campos de viñedos y árboles frutales típicos de La Rioja.

Etapa 9: Nájera – Santo Domingo de la Calzada (21 km)

Atravesamos dos pueblos acogedores pero afectados por las nuevas construcciones como es el campo de golf que rompe con el paisaje de viñedos y cereal.

Etapa 10: Santo Domingo de la Calzada – Belorado (22,7 km)

A partir de esta etapa se recorren los paisajes de la meseta castellana, entrando por Burgos. Ahora comenzamos un trayecto de semanas para atravesar la extensión de Castilla.

Etapa 11: Belorado – San Juan de Ortega (24 km)

En esta etapa nos encontramos con la dificultad de subir el Monte de Oca. Por suerte tras la subida entre robles, brezo y pinos encontrarás San Juan de Ortega como final de etapa.

Etapa 12: San Juan de Ortega – Burgos (26 km)

Tras pasar varios pueblos ya podemos distinguir la ciudad de Burgos. Donde encontramos dos caminos por los que acceder; Villafría, por el que se hace más pesado y Castañares, aprovechando el paseo que hay paralelo al río Arlanzón.

Etapa 13: Burgos – Hornillos del Camino (21 km)

Una travesía sin arboles donde resguardarse tanto del sol como de la lluvia que atraviesa varios pueblos con antiguas construcciones de piedra.

Etapa 14: Hornillos del Camino – Castrojeriz (20 km)

Seguimos por camino descubierto como la etapa anterior. Solo nos queda disfrutar de los pequeños pueblos por los que pasamos.

Etapa 15: Castrojeriz– Frómista (19,9 km)

Nos encontramos una etapa dura por la subida al Teso de Mostelares donde disfrutamos de unas maravillosas vistas de los campos castellanos.

Etapa 16: Frómista – Carrión de los Condes (19 km)

Uno de los tramos despoblados más largos del Camino Francés que se hará monótono. Podemos destacar la fortaleza templaria de Santa María la Blanca en Villalcázar de Sirga.

Etapa 17: Carrión de los Condes – Terradillos de los templarios (26 km)

Tendremos que atravesar 17 kilómetros despoblados y caminar al lado de la carretera.

Etapa 18: Terradillos de los templarios – Bercianos del Real Camino (23,2 km)

Partimos de la mítica ciudad templaria y pasamos por pueblos como Sahagún, digno de ver por su arte mudéjar.

Etapa 19: Bercianos del Real Camino – Mansilla de las Mulas (26,3 km)

Avanzamos por un camino hecho para los peregrinos que transcurre paralelo a una fila de árboles que nos dan sombra y cobijo de la lluvia si nos hace falta.

Etapa 20: Mansilla de las Mulas – León (19 km)

Continuamos por caminos paralelos a la carretera hasta Puente Villarente que comienza a distanciarse de la carretera nacional hasta llegar a León.

Etapa 21: León – Villadangos del Páramo (21 km)

Tras atravesar 5 kilómetros de zonas urbanas seguimos por el camino paralelo a la carretera, siempre a la N-120.

Etapa 22: Villadangos del Páramo – Astorga (29 km)

Seguimos con el mismo camino que en la etapa anterior. Aunque ya al llegar a Hospital de Órbigo puedes coger una travesía que avanza por un paisaje agrícola hasta llegar a Astorga.

Etapa 23: Astorga – Rabanal del camino (21,2 km)

En esta etapa ya podemos divisar los montes leoneses, pero antes atravesamos varios pueblos que conservan sus casas recias en sillarejo y con portalón.

Etapa 24: Rabanal del Camino – Molinaseca (27,3 km)

Llegamos a la Cruz de Ferro a 1.500 metros de altitud, donde existe la costumbre de depositar una piedra (que cogemos al inicio del camino) para conseguir protección durante el viaje.

Etapa 25: Molinaseca – Villafranca del Bierzo (32,7 km)

Nos adentramos en una llanura llamada la hoya del Bierzo, rodeada de montañas que se puede hacer pesada tras cruzar el río Cúa antes de llegar a Villafranca del Bierzo.

Etapa 26: Villafranca del Bierzo – O Cebreiro (26,3 km)

Abandonamos Castilla para adentrarnos en territorio gallego. Comenzamos la etapa con un gran ascenso hasta el kilómetro 21 donde comienza la bajada tan deseada.

Etapa 27: O Cebreiro – Samos (30,8 km)

Una etapa para coger fuerzas después de la jornada anterior y para lo que se avecina. Bajamos hasta llegar al fondo del valle a los pies del monte Oribio.

Etapa 28: Samos – Portomarín (30,7 km)

Etapa con cierto grado de dificultad que atraviesa numerosas aldeas de arte románico y caminos rurales y puentes mediavales.

Etapa 29: Portomarín – Palas de Rei (25 km)

Comenzamos con una suave subida por el monte San Antonio y seguimos caminando paralelo a carreteras provinciales y nacionales. Aun así, disfrutamos de construcciones románicas como iglesias y antiguos hospitales para peregrinos.

Etapa 30: Palas de Rei – Arzúa (28,9 km)

Entramos en la provincia de A Coruña por el sendero conocido como el rompepiernas por su perfil quebrado. Pero merece la pena por los mágicos escenarios que nos encontramos y que nos conectan con el camino primitivo y el camino del norte.

Etapa 31: Arzúa – Pedrouzo (18.00 km)

Desde aquí quedan 40 kilómetros para llegar a Santiago por lo que puedes elegir dividir el camino en dos tramos de distancia similar o llegar hasta el Monte del Gozo y dejar la última etapa de tan solo 4 kilómetros.

Etapa 32: Pedrouzo – Santiago (20.00 km)

Tras un trayecto cómodo con suaves subidas accedemos a Santiago por el barrio de San Lázaro, se atraviesa la zona monumental y finalmente se llega a la catedral. Disfruta de tu llegada y haz un recorrido turístico por la ciudad que no tiene desperdicio.

Hospedaje durante el camino francés

El Camino de Santiago Francés cuenta con albergues públicos y privados para peregrinos, senderistas y turistas. Algunos monasterios o abadías también están acondicionados para brindar hospedaje a peregrinos con propósitos religiosos.

Historia del camino francés

Este camino fue el original y se une al resto de caminos que comienzan en Europa. Cuando se descubre la tumba de Santiago Apóstol en el siglo IX este camino se convierte en el tercer núcleo de peregrinación medieval, donde innumerables peregrinos lo atraviesan motivados por su fe cada año.

En 1993, año Jacobeo, renace el movimiento de una forma religiosa, social y también deportiva, donde los creyentes (y muchos no creyentes) de diferentes lugares de Europa se dirigen a la ciudad de Compostela bajo un propósito espiritual en el que se encuentran a sí mismos a lo largo del recorrido.

¿Por qué elegir el camino francés?

Te indicamos algunas razones por las que puedes elegir el camino francés como tu camino favorito:

  • Esta ruta está muy bien señalizada gracias a su popularidad.
  • Cuenta con la mejor red de alojamiento público a precios muy económicos.
  • Si decides hacer el camino solo, encontrarás multitud de gente de diferentes nacionalidades con las que podrás practicar otros idiomas.
  • El paisaje es magnífico, pasarás por construcciones de estilo románico y gótico, castillos templarios, frondosos bosques, ríos y arroyos que te darán una experiencia única.
  • Y lo mejor de todo son las experiencias que se comparten con las personas que te encuentras en los albergues. Te llevarás grandes amistades de este camino.

Lugares de interés

Si eliges esta ruta debes visitar estos monumentos:

Catedral de Burgos: Catedral de estilo gótico del siglo XIII.

Catedral de León: mandada a construir pos Alfonso IX en el siglo IX sobre restos romanos.

Puente Románico en Puente La Reina: dotado de gran belleza construido en el siglo XI.

Pallozas de O Cebreiro: peculiares construcciones hechas para guardar alimentos durante el invierno.

La fuente del vino: en el camino a Logroño te encuentras con esta fuente donde no solo se puede beber agua, sino que también tiene un grifo donde los peregrinos pueden beber vino.

Castillo de los templarios: este castillo fue construido por los templarios para proteger a los peregrinos en Ponferrada.

La Catedral de Santa María: situada en uno de los pueblos más antiguos del camino, Astorga.

Curiosidades

Algunas curiosidades que te gustará saber del camino francés:

  • En 2004, el camino francés obtuvo el premio Príncipe de Asturias de la Concordia por el turismo de distintas culturas que conviven y desarrollan las raíces del cristianismo europeo.
  • El 25 de julio se celebra, en honor a Santiago Apostol, una fiesta pagana en la que los peregrinos inician un viaje religioso a través de esta ruta Jacobea hasta la catedral de la ciudad, lugar donde en la antigüedad los celtas realizaban sus matrimonios y otros ritos.
  • En Francia las señalizaciones del camino están conformadas por marcas blancas y rojas que van en dos sentidos. Estas se encuentran ubicadas en los cruces o lugares estratégicos para brindar orientación a los transeúntes sin la intención de ser demasiado evidentes tampoco, de modo que pasen desapercibidas para quienes no las requieran. Dichas marcas están protegidas por la ley, y modificarlas es considerado un delito.