Camino de Santiago con Perro

Camino de Santiago con Perro

Hacer el Camino de Santiago es toda una experiencia sin precedentes desde el punto de vista espiritual pero también un gran ejercicio físico. El camino puede puede hacer solo o en compañía de algún grupo de amigos, a pie, en bicicleta, e inclusive puedes ir en compañía de tu perro. Y es que cada vez más miles de peregrinos deciden viajar y vivir esta aventura con su mejor amigo a su lado.

Sin embargo para ir con tu perro es necesario cumplir una serie de requisitos previos y durante el camino, para así disfrutar de esta gran experiencia que es el peregrinaje por el Camino de Santiago. Dado que es una larga aventura tendremos que tener una consideraciones previas antes de empezar así como durante nuestro peregrinaje.

Preparativos previos antes de empezar el peregrinaje con nuestro perro

Es importante que tu perro esté en una adecuada condición física para el viaje, de la misma forma que los humanos requieren una preparación previa, tu fiel amigo también la necesita, por lo que es importante que midas, meses antes, su resistencia física en caminatas largas y que se entrene para esta ocasión. Dependerá en gran medida de la raza aunque por regla general el entrenamiento es similar: practica caminando (o tú subido en bicicleta) trayectos cada vez más largos y así incrementar su fondo físico.

De igual forma es importante un control veterinario previo, y que posea todas sus vacunas y cuidados al día, así como aplicar antes de empezar el viaje su antipulgas y antigarrapatas. Dependiendo de la época del año, especialmente en verano, puede ser muy molesto.

Recuerda además llevar toda la documentación de tu mascota encima en todo momento y todo lo que puedas necesitar para sus cuidados y alimentación diarias. No te la pedirán salvo si entras a algún lugar específico pero trata siempre de ir bien documentado.

Es recomendado la instalación de un microchip por si en algún momento tú y tu perro infortunadamente se separan. Además de eso, deberás llevar calzado y lociones para el máximo cuidado de las patas de tu canino.

Además de eso, deberás llevar calzado y lociones para el máximo cuidado de las patas de tu canino.

Consideraciones económicas

Debes tener en cuenta el costo que tendrá trasladar a tu mascota desde el lugar donde vives hasta el lugar donde empezarás el peregrinaje y tener en mente en donde pasarán las noches. Hay posadas y hoteles que permiten que las mascotas duerman en las mismas habitaciones que los clientes, los cuales es muy posible que tengan un precio superior. Sin embargo hay otros lugares como albergues que no permiten a los perros dentro de las habitaciones y deben dormir en algún patio.

El peregrinaje con tu perro

Durante tu viaje por el Camino de Santiago con perro no deberás preocuparte mucho de la comida de él, ya que diariamente pasarás por alguna localidad donde podrás abastecerte. La idea es evitar el peso que implicaría llevar gran cantidad de comida para tu mejor amigo, por lo que no debes angustiarte. Una bolsa plegable impermeable puede ser de utilidad para mantenerlo hidratado.

Finalmente, no olvides llevar bolsas para limpiar el camino de las necesidades de tu perro ¡Y a disfrutar juntos de esta gran aventura!